Conveniencia y flexibilidad

1.Horarios flexibles:

En la mayoría de los casos, los estudiantes pueden acceder a su curso en cualquier momento, desde cualquier lugar donde puedan conectarse. Esto significa que los padres, estudiantes que trabajan y profesionales activos tienen la opción de asistir a clases sin importar su horario de trabajo. Sólo necesitan una computadora y acceso a Internet para tomar clases en línea.

2.Facilidad de acceso:

Los alumnos pueden acceder al software educativo cuando lo necesiten. Pueden revisar clases, debates, explicaciones y comentarios. También pueden compartir notas con otras personas para ayudar a facilitar el aprendizaje comunitario.

3. Rango de opciones:

Los alumnos podrán elegir de una amplia gama programas educativos.

4. Los alumnos controlan sus tiempos de estudio:

Los cursos presenciales normalmente están programados en un formato más rígido, teniendo las clases más cortas una duración de 50 minutos o más. Las clases nocturnas pueden durar casi tres horas. Uno de los beneficios de la educación en línea es que los estudiantes no tienen que sentarse durante largos períodos de tiempo. Es posible pausar las clases cuando sea necesario, y leer los apuntes cuando se desee.

Enriquecimiento del estudiante

1. Oportunidad de interactuar:

Los cursos en línea pueden ser menos intimidantes que los típicos en un salón de clases de ladrillos y ayudan a aumentar la interacción de los estudiantes. Al permitir que todos tengan voz, las ideas compartidas también crecen en diversidad. Los estudiantes también piensan más sobre lo que quieren decir y comparten sus comentarios cuando están preparados. En un aula de tradicional, la conversación puede haber pasado el punto en el cual el estudiante haya estar dispuesto a hacer un comentario.

2. Comunicaciones en línea:

Los instructores son más accesibles en este escenario. Los estudiantes se sienten más cómodos hablando abiertamente con sus maestros a través de chats en línea, correos electrónicos y discusiones de grupo de noticias. La correspondencia en línea también evita tener que esperar los horarios de oficina que pueden ser inconvenientes para cualquiera de las partes.

3. Tiempo para absorber el material:

Se reportan resultados positivos para los estudiantes inscritos en clases en línea, según un estudio realizado por el Departamento de Educación de los Estados Unidos: "en promedio, los estudiantes en condiciones de aprendizaje en línea tuvieron un desempeño ligeramente mejor que aquellos que reciben instrucción frente a frente" Con más de 1,000 estudios empíricos, el Departamento de Educación encontró que el tiempo fue el extra que ayudó a los estudiantes a que se desempeñan mejor. El informe observó beneficios en los estudios en los que los alumnos en línea pasaron más tiempo concentrados que los estudiantes que están frente al maestro.

Opciones efectivas en cuanto a costos

1. Opción para ahorrar dinero:

Los estudiantes ahorran dinero al no tener que asistir a clases físicamente. Los cursos en línea pueden ayudar a las personas a reducir o eliminar los costos de transporte, niñeras y otros gastos que se incurren al asistir a clases en un entorno tradicional.

2. No más libros de texto costosos:

Algunas clases en línea no requerirán libros de texto impresos, ya que los materiales de lectura pueden estar disponibles a través de la biblioteca de la escuela o sus bibliotecas en línea asociadas y otras editoriales digitales. Los libros de texto en línea ofrecen un ahorro sustancial para los estudiantes, sumando cientos de dólares al año.