La comunicación asertiva es la soft skills más deseada por las empresas

Un estudio realizado por la empresa de contratación Robert Half demostró que el 86% de los directivos consideran que las habilidades de comunicación son cruciales para el éxito profesional. Además, un Informe de aprendizaje de LinkedIn destacó que la comunicación asertiva se encuentra entre las soft skills más buscadas por las empresas en 2023.

Sin duda, la comunicación asertiva es una habilidad crucial en el mercado laboral moderno. Y a medida que las empresas valoran cada vez más las habilidades interpersonales, la capacidad de comunicarse de forma clara y eficaz se ha convertido en un diferenciador importante. En este artículo exploraremos el origen del término “comunicación asertiva”, qué significa y cómo desarrollar esta habilidad para mejorar tu carrera profesional.

Origen del término Comunicación Asertiva

El concepto de asertividad surgió en las décadas de 1960 y 1970, influenciado por las teorías psicológicas del comportamiento y la comunicación. Inicialmente, el término se introdujo para describir una forma de comunicación que permite la expresión honesta de los pensamientos y sentimientos de una persona sin violar los derechos de los demás. Psicólogos como Andrew Salter y Joseph Wolpe fueron pioneros en la introducción del entrenamiento de la asertividad como parte de la terapia conductual.

¿Qué es la Comunicación Asertiva?

La comunicación asertiva es la capacidad de expresar tus pensamientos, sentimientos y creencias de forma directa, honesta y adecuada, respetando tanto tus derechos como los de los demás. Esta forma de comunicación implica la capacidad de defender tus puntos de vista sin ser agresivo ni pasivo.

Características de la comunicación asertiva

Claridad y objetividad: La comunicación asertiva es clara y directa, sin ambigüedades.

Respeto mutuo: Considera los derechos y sentimientos de todas las partes involucradas.

Auto confianza: Se trata de defender las propias opiniones y necesidades.

Escucha activa: Presta atención y valora las opiniones de los demás.

Cómo desarrollar la Comunicación Asertiva

Desarrollar una comunicación asertiva puede requerir práctica y autoconocimiento. Descubre algunas estrategias para mejorar esta habilidad:

Conozca sus derechos y necesidades

Para comunicarte asertivamente es importante saber cuáles son tus derechos y necesidades. Esto incluye comprender que tiene derecho a expresar sus opiniones y sentimientos con respeto.

Practica la autoconciencia

Reflexionar sobre sus reacciones emocionales y comportamientos en diferentes situaciones puede ayudar a identificar áreas de mejora. La autoconciencia le permite reconocer patrones de comunicación pasiva o agresiva.

Usa el lenguaje corporal

El lenguaje corporal asertivo incluye mantener contacto visual, una postura erguida y gestos apropiados. Esto ayuda a transmitir confianza y claridad en la comunicación.

Desarrollar la escucha activa

Escuchar atentamente y validar los sentimientos de los demás es fundamental para una comunicación asertiva. La escucha activa demuestra respeto y consideración por las opiniones de los demás.

Practica la comunicación no verbal.

El tono de voz, la expresión facial y los gestos son componentes importantes de la comunicación asertiva. Asegúrese de que su comunicación no verbal se alinee con su mensaje verbal.

Utilice declaraciones en primera persona

Usar declaraciones que comiencen con «yo» en lugar de «tú» puede evitar que la otra persona se sienta atacada. Por ejemplo, «Siento que mis ideas no están siendo consideradas» en lugar de «Nunca escuchas mis ideas».

Mantenga la calma

Mantener la calma en situaciones de conflicto le permite comunicarse de forma clara y eficaz. Las técnicas de respiración y atención plena pueden resultar útiles para controlar las emociones intensas.

La importancia de la Comunicación Asertiva en el Mercado Laboral

La comunicación asertiva es vital en el ámbito laboral por varios motivos:

1. Mejora la colaboración

Los empleados que se comunican de manera asertiva tienen más probabilidades de colaborar de manera efectiva porque pueden expresar sus ideas y escuchar las de los demás.

2. Aumenta la productividad

La comunicación clara y directa reduce los malentendidos y los conflictos, aumentando la eficiencia y la productividad en el lugar de trabajo.

3. Fortalece la relación

La asertividad promueve relaciones laborales basadas en el respeto mutuo, lo que puede conducir a un ambiente de trabajo más armonioso y cohesivo.

4. Facilita la resolución de conflictos

Las habilidades asertivas ayudan a resolver conflictos de manera constructiva, evitando resentimientos y mejorando la dinámica del equipo.

CONCLUSIÓN

En definitiva, la comunicación asertiva es una habilidad blanda esencial en el mercado laboral. Tu capacidad para expresarte con claridad y respeto no sólo puede mejorar tus relaciones profesionales, sino también aumentar tu productividad y eficiencia en el trabajo. Desarrollar esta habilidad requiere práctica y autoconocimiento, pero los beneficios son significativos tanto para las personas como para las organizaciones. :)

En este contexto, seguir estudiando y buscando la superación constante, practicando el aprendizaje permanente, ayuda a desarrollar habilidades blandas esenciales, como la comunicación asertiva. Transforma tu carrera con cursos de maestría y desarrollar muchas habilidades. “Aprender a expresar pensamientos, sentimientos y creencias de manera directa y honesta, respetando los derechos de todos, es una habilidad que marca la diferencia en el crecimiento profesional. Nuestros programas están diseñados para ayudar a los estudiantes a fortalecer su capacidad para defender sus puntos de vista de manera efectiva, preparándolos para liderar con confianza en cualquier escenario”, destaca Giulianna C. Meneghello, presidenta de MUST University. 

SHARE THIS POST

RELATED
POSTS

Ir al contenido