La educación a distancia supera a la presencial y crece la búsqueda de especialización

Por primera vez en la historia, los cursos de graduación a distancia en Brasil recibieron más estudiantes nuevos que los presenciales. Así lo indicó el Censo de Educación Superior 2020, difundido en febrero de 2022 por el Instituto Nacional de Estudios e Investigaciones Educativas Anísio Teixeira (Inep). Según el estudio, de los 3,7 millones que ingresaron a la educación superior en 2020, el 53,4% eligió la educación a distancia, mientras que el 46,6% optó por cursos presenciales.

Es un hecho que el Covid-19 contribuyó al aumento del interés por la educación a distancia, especialmente en 2020, pero el propio Censo muestra que esta es una tendencia observada incluso antes de la pandemia. Según la división vinculada al Ministerio de Educación, la tasa de nuevos alumnos a distancia aumentó un 428,2% en los últimos 10 años.

Con la expansión del aprendizaje remoto, quienes ganaron espacio fueron las edtechs, startups que trabajan con educación y tecnología. Según un estudio publicado en 2021 por Mapping Edtech, desarrollado por la Asociación Brasileña de Startups (Abstartups) en asociación con el Centro de Innovación para la Educación Brasileña (CIEB), Brasil tiene aproximadamente 566 startups de educación activas, un 26% más que anteriormente en 2019.

La economía fue gravemente afectada por la pandemia, el 64 % de las nuevas empresas centradas en la educación y la tecnología mantuvieron o aumentaron los ingresos en 2020; el 89% no hizo recortes de nómina y el 40% aumentó la plantilla.

Crece búsqueda de educación continua

La demanda de posgrados y maestrías creció 4,8% en 2021. Este es resultado de un análisis realizado por el Instituto Semesp que representa a los proveedores de educación superior del país, que señala que el número de estudiantes matriculados en cursos de posgrado fue de 1.3 millones.

Para Antonio Carbonari, educador y fundador de MUST University – universidad brasileña fundada en Florida, EE. UU., con foco en maestrías a distancia, el crecimiento de los cursos de especialización se debe, sobre todo, al contexto de pandemia y aislamiento social, que directamente contribuyó al buscar cursos en línea. “Entre 2020 y 2021 los colegios no pudieron trabajar de manera presencial, debiendo adaptarse en poco tiempo a la enseñanza a distancia. Las empresas que invirtieron en la educación a distancia lograron suplir grandes demandas”, afirma.

Según el estudio de la Semesp, la categoría de maestrías y doctorados creció un 18,1% en el último año, con 441.000 matrículas. Entre 2019 y 2020, la categoría sufrió una reducción del 1,7%. “La enseñanza a distancia ha tomado un papel relevante en el contexto educativo. En este escenario, los docentes tuvieron que reinventarse para garantizar un buen desempeño estudiantil , para consolidarse en el mercado, el profesional necesita modernizarse y saber aprovechar las tecnologías disponibles y principalmente reconocer que ya no son las únicos agentes en el proceso de aprendizaje”, destaca Carbonari, quien también fue asesor del Consejo Nacional de Educación (CNE) entre 2016 y 2020.

Graduada en Pedagogía, Tauana Chíxaro Lima decidió trabajar con la educación a distancia y para enfrentar los nuevos desafíos de tal profesión buscó perfeccionarse a través de una maestría. Como estudiante del curso de Tecnologías Emergentes en Educación de MUST University, dice que una maestría siempre le ha interesado, pero no veía muchas posibilidades de lograrlo porque todas las instituciones que conocía requerían su presencia física. “Para mí, la educación a distancia simboliza la democratización de la educación, sin mencionar los intercambios profesionales que brindan los eventos y seminarios en línea”, revela. 

Sitio web:http://mustedu.com/

SHARE THIS POST

RELATED
POSTS

Ir al contenido