Vamos a reflexionar? – ¡Queremos saber tu punto de vista!

Las nuevas habilidades de los docentes después de Pandemic.

Estimados estudiantes, hoy vamos a hablar un poco sobre las nuevas habilidades de los maestros y los cambios (transformaciones) en el proceso educativo.

Durante mucho tiempo, se ha cuestionado a los docentes sobre su formación, en el sentido de que no están preparados, para utilizar las numerosas herramientas tecnológicas y plataformas digitales para la educación.

Actualmente, todos somos conscientes de las posibilidades de los recursos digitales, que están disponibles en el mercado, específicamente para la enseñanza del aprendizaje en todos los niveles que componen la educación.

La base del problema de la formación del profesorado se presenta inicialmente en la programación de planes de estudio para cursos de pregrado, cuyo objetivo es preparar a los docentes en varios niveles de educación.

Necesitamos pensar en cambiar.

El uso de los recursos digitales y tecnológicos por parte del educador está relacionado con las elecciones apropiadas de acuerdo con el contenido y los objetivos que se desean lograr. Preparar a los educadores para esta tarea implica ofrecer disciplinas que permitan el desarrollo de habilidades y destrezas en Tecnologías de Información y Comunicación. ¿Cambiar el currículo del curso? Añadir nueva disciplina? ¿Educación continua? ¿Formación? ¿Qué deberíamos y podemos hacer para cambiar esta realidad?

Además, estas disciplinas deben subdividirse en los distintos niveles de educación e incluir la práctica de la enseñanza y la capacitación para el uso de plataformas digitales.

Evolucionar y properar con tecnología.

Del mismo modo, el dominio de las herramientas digitales se ha incorporado a la enseñanza de manera tan amplia que nos obliga a todos a garantizar que, tanto en el aula como en el exterior, permanezca en nuestras vidas por razones obvias, como la única forma de prosperidad.

En este contexto, cómo afrontar el problema de la formación tecnológica de los docentes, ante esta realidad. Nos enfrentamos a muchos paradigmas que deben superarse. asimismo, la profesión necesita un proceso de construcción, actualización y transformación constante para acompañar al mundo con tecnología. La educación y la tecnología son inseparables.

Es hora de que el maestro cambie.

por lo tanto, la respuesta solo puede ser una actitud proactiva del profesor, en el sentido de asumir el papel de protagonista de su propia formación, tratando de reflexionar sobre los problemas prácticos y enfrentar los obstáculos en el proceso de enseñanza-aprendizaje, según el nivel de sus alumnos

SHARE THIS POST

RELATED
POSTS

Ir al contenido